No sólo de pan vive el hombre. Y no sólo de bodas vive el videógrafo. A veces es necesario desconectar, hacer otras cosas, como el vídeo del Carnaval de Fuenlabrada y pasárselo bien. No es sólo un tema mental y quitarse el modo boda de la cabeza durante un tiempo. También es un tema de pasta. Si no hacemos otras cosas,  los duros meses del invierno en que no hay bodas, se pueden hacer muy largos.

En mi caso, a parte de para desconectar, de ir calentando el cuerpo y la mente de cara a la temporada de bodas, me suele servir para probar el nuevo equipo. No es lo mismo probar un nuevo objetivo en casa, sentadito en el sofá que probarlo en la calle, con gente real, que se mueve, baila, salta, sale el sol, lo tapa una nube y todas las cosas que ocurren cuando haces una grabación que no puedes controlar.

Todos los años hago un vídeo del Desfile de Carnaval de Fuenlabrada. Todos los años me quedo flipado por cómo se lo curran para hacerse los disfraces. Y todos los años me quedo con la boca abierta de la cantidad de gente que hay, tanto en el desfile como en las aceras viéndolo. Supongo que es lo que nos pasa en Fuenla, nos gusta salir a la calle. Y si encima hay disfraces y una buena charanga, mejor que mejor y sale media ciudad a celebrarlo.

Así que como todos los años (desde hace ya tres o cuatro) el día 26 salí a la calle con mi cámara e hice un vídeo del carnaval. Me sirvió para irme acomodando a mi nueva cámara, ir probando cosas, estabilidad, manejabilidad, uso, ver de donde cojea, donde destaca y en definitiva para probar, probar y probar.  Para desengrasar los músculos después de tanto tiempo sin grabar y para ir cogiendo la tensión del directo. Aquí está el resultado. Que lo disfrutéis.

 

Me llamo Chema Breña y soy vídeógrafo de bodas y me gusta contar historias. Vuestras historias.

Si queréis hablar conmigo podéis escribirme un correo a info@www.videosbodas.es, llamarme por teléfono o mandarme un whatsapp. Mi número es +34 620398822

Os espero.